En la estela del L.E.H.G. Imprimir E-Mail

 Marcelo González - Delegado en Canarias

Siempre recordaremos la travesía San Isidro - islas Malvinas - San Isidro, que realizó Marcelo González junto a Jorge Bertolino, el capitán del velero Místico, esperabamos ansiosos sus mensajes diarios siguiendo la navegación y fue grande  la alegría de todos nosotros a su llegada al Club Sudeste.

Marcelo, desde hace un tiempo está radicado en Canarias, desde su especial ubicación aprovechó para rememorar con su barco Bentor y en solitario, la navegación del gran Vito Dumas con el L.E.H.G. desde Arcachón a La Graciosa y posteriormente el cruce del Atlántico a Buenos Aires.

El Bentor es un X-402 del Astillero X-Yachts de Dinamarca. diseñado por Niels Jeppesen con una eslora de 12.10. El origen del  nombre Bentor corresponde al del último Mencey (Cacique) que luchó contra los embates colonizadores de las Islas Canarias. Derrotado, antes de rendirse prefirió despeñarse por un barranco.

bentor

En la estela del L.E.H.G.

Mi barco, el “BENTOR” me esperaba en Puerto Calero Lanzarote, lo había dejado allí luego de haber participado en la regata “Cesar Manrique”, que era un pretexto para mi para llegar al objetivo Final..LA GRACIOSA.

Cuantas veces había leído “Solo Rumbo a la Cruz del Sur”, del Gran navegante Argentino VITO DUMAS?. Casi me lo sé de memoria como un estudiante de secundaria una poesía.
Pero había una parte del libro que me “obsesionaba”..y era la parte del relato del paso de VITO por La Graciosa.
Hay algo “místico” cuando uno emprende un viaje así y es estar pensando permanentemente que he navegado las mismas aguas que VITO navegó y también me preguntaba como él ha resuelto diferentes circunstancias por las que he pasado, como la falta total del viento y las tremendas corrientes que hay entre las islas y mas que nada en los canales (bocainas) que separan las islas.  Por eso, cada milla que yo hacía más valoraba su hazaña.
Lo mío solo ha sido una travesía simbólica, pero tremendamente emotiva de unas 500 millas. He partido de la Isla de La Palma con rumbo a Lanzarote, dar vuelta la isla por el Norte, pasando por la bocaina de La Graciosa, recalar unas horas y volver a La Palma.
El pequeño puerto pesquero de La Graciosa, no registra nada del paso de VITO, en vano intenté tratar saber algo de su paso por aquí, pues prácticamente es una generación que ya no existe.

graciosa

Esta isla casi ha mantenido, pese a los 75 años que ya han pasado, prácticamente las mismas características que VITO relató en su libro. Algunas casas bajas…todas de color blanco, todas las calles de tierra-arena, actualmente tiene 500 habitantes y solo 7 coches!

Me he contactado con el personal de la Guardia Civil  de la Isla (cumple similares funciones que la PNA de Argentina), que los recibí en el barco, yo tenía el Libro de Vito abordo y les leí algunos pasajes del mismo, mas que nada del paso por La Graciosa para que sepan de tal proeza náutica.
maqueta.npem.atna


Asimismo le entregué al Oficial Jorge Rodríguez Menoyo una maqueta similar al LEHG, en recordatorio de su paso por La Isla, de parte de ATNA y de NpeM.
oficial


Cuando volvía para LA PALMA, otra vez vino a mi memoria parte del relato de Vito, cuando él tomó equivocadamente rumbo a esta isla, pensando que iba hacia LAS PALMAS de Gran Canaria, la fortuna de haberse cruzado con un barco mercante que le indicó de su equivocación, poniendo proa finalmente para esta última isla.

Luego de las 220 millas, y dos días de navegación, cuando arribé a La Palma, ya había anochecido. Ni siquiera me atreví a estar cansado…”Vamos, Marcelo –me dije- si no hiciste nada en comparación con lo que hizo VITO!”
Cuando ya han pasado un par de días de mi llegada…estoy pensando en ARCACHON…es que “solo” son 1500 millas…

Marcelo González - Canarias
Bentor

 
< Anterior   Siguiente >
Copyright 2017 Asociación Deportiva Argentina de Navegantes.