Una ballena casi hunde mi barco....... Imprimir E-Mail

Por Miguel Ángel Guerriera - Puerto Madryn - Argentina

Soy propietario del velero MERHU, fondeado en una amarra al borneo frente al Club Náutico Atlántico Sud en Puerto Madryn. El 14 de julio del 2009, aproximadamente a las 10.30 hs observé desde la costa que una ballena se encontraba muy cerca de un velero vecino al mío, el CARMEN, también fondeado al borneo. Me dirijo al club y decido acercarme con mi gomón de 3m hasta el velero para ver si la ballena se encontraba atrapada en el cabo de fondeo, luego de observarla un tiempo, veo que la ballena comienza aparentemente a jugar con el cabo de fondeo.

La ballena juega con el calabrote del velero CARMEN.

La ballena juega con el calabrote del velero Carmen.

Cuando advirtió mi presencia, se acercó rápidamente a mi gomón, quedando con su cabeza apoyada en la proa muy delicadamente.

la ballena me ve.....

La ballena me ve..... 

se acerca a mi gomón.......

Se acerca a mi gomón......

En ese instante, ya con el motor parado, tomé un remo y comencé a alejarme lentamente dirigiéndome hacia mi barco, el MERHU, fondeado a unos 30 m del velero CARMEN, la ballena me seguía lentamente, siempre casi pegada al gomón.

se acerca más.... 

Una vez, abordo de mi barco, observé que la ballena me había seguido hasta ahí y que comenzaba a jugar con mi cabo de fondeo, pasaba por debajo del cabo y lo tomaba con la cola, dándole una vuelta como para tenerlo retenido, luego lo soltaba y dando una vuelta por la popa del barco, se dirigía nuevamente a la proa para repetir la maniobra con su cola y el cabo de fondeo. Este comportamiento duró aproximadamente una hora..........

Pero por algún motivo, en determinado momento comenzó a los saltos con el cabo enredado totalmente en su cuerpo, daba la impresión de estar asustada por los saltos y vueltas que daba, la proa de mi barco se hundía en el agua y salía nuevamente catapultada hacia fuera, de inmediato intenté soltar la amarra pero me fue imposible debido a la gran tensión del cabo arrastrado por la ballena. Luego de varios tumbos y golpes en el casco y el quillote, la ballena corto el cabo de Nylon de 30 mm como si fuera un hilo de coser.

El barco quedó a la deriva, por lo que encendí el motor y me retiré hacia una amarra vecina que se hallaba disponible, el velero MERHU es un barco de PRFV de 30 pies de eslora (9,38 m), con quillote fijo. Su peso es de 3 toneladas y su dessplazamiento de 8 toneladas. Los daños producidos fueron mínimos por lo cual decidí dejar el barco en la amarra vecina.

Les hago llegar este comentario, porque lo consideo importante para todos los que practicamos la náutica deportiva. De todos modos, creo que este incidente merece una reflexión, por mi parte, concluyo que la ballena no ha demostrado un comportamiento agresivo ni hostil. Simplemente intentaba jugar o algo parecido. Su reacción brusca debe haber sido motivada por algún rozamiento fuerte sobre su cuerpo, lo que la sorprendió y la asustó.

Miguel Ángel Guerriera - 14 de julio 2009 - Pto. Madryn, Argentina

 

 
Advertisement

Convenios de Reciprocidad STW

STW

Imagenes

margalot.22.jpg
Copyright 2020 .