Daniel Hernández desde Vanuatu Imprimir E-Mail
Por Daniel Hernández - Asociado 99
Los últimos días en el Huayra de Marisa Bianco los compartimos fondeados en Tonga, dejamos una bandera argentina con nuestros nombres en el restaurante y nos despedimos, la verdad ha sido un gusto poder compartir con ella tantos meses juntos, navegando y pasando tantos y tan buenos momentos, todo esto gracias a la Bolsa de Tripulantes de la Asociación que, desde mi lejano Puerto Madryn de un día para el otro me hizo navegar por la Polinesia....gracias ADAN, gracias capitana y hasta pronto!!!!
La Paella
La Paella

 

Ya soy el nuevo tripulante del Sa Palmereta
En la mañana ya me quedo con Gaspar, mi nuevo capitán, haciendo los preparativos para poner el Sa Palmereta en el agua, hace un par de semanas había partido hacia Vanuatu y a unas 15 millas de aquí se le desprendió la pala del timón y tuvo que ser rescatado. Analizando el origen del problema, el consenso general es que la corrosión del eje, además de los años,  se pudo haber debido a un efecto galvánico, el barco estuvo en dársena dos meses en Port Faetón y le habían puesto al lado,  cuando él no estaba,  un barco de acero, también se había comido el ánodo del eje del motor.

Sa Palmereta

Nueva puesta en el agua luego de los arreglos
Aprovechando que estaba fuera del agua le limpiaron y pintaron el  fondo, para el mediodía ya estábamos en el agua haciendo unas navegaciones para probarlo, queríamos partir pero el pago del rescate no llegaba y nos tuvimos que quedar hasta el martes.
Después de aprovisionarnos partimos para Tápana a pasar el fin de semana, en el camino probamos las velas y las maniobras, que luego al llegar estuvimos emprolijando. El sábado en la mañana subí al palo para arreglar las luces y el anemómetro, este último siguió sin funcionar, el problema no estaba allá arriba. Al mediodía, por ser argentino,  me tocó hacer el asado en el restaurante, por la tarde con Eduardo hormigonamos el muerto para su cata, que al fin pudo hacer andar.
el prao de Eduardo
amarras
El Huayra en su amarra
La gorra del club Náutico Atlántico Sud estaba destinada a quedarse en Tonga, primero me la olvidé en Tápana,  pero María me la trajo el lunes y luego me la olvidé en migraciones y allí quedó……..La gorra de argentina se me cayó al agua en el viaje de regreso pero hicimos práctica de maniobra de hombre al agua y la recuperamos, al llegar a puerto por la nochecita, cuando tomamos la boya se cae el bichero al agua y me tuve que tirar a buscarlo, la verdad, ya no eran horas para andar metido en el agua.
Martes, 29-9-09 - Antes de partir en el mapamundi del bar Tropicana pongo el marcador en Pto. Madryn - Argentina y firmo el libro de visitas. Partimos solo gracias a María que salió como garante nuestro, porque si bien tenemos por fax el comprobante de que la transferencia se hizo no nos dejaban partir hasta que estuviera acreditada.
El 1º día de navegación siempre me cuesta un poco más, pero la pasamos bien, con poco viento, las guardias por la noche con buena luna no son problema. Al 2º día temprano pongo la línea y pescamos una dorada de más de 1,40 m que pesaba más de 10 kilos, me pasé como dos horas entre que la limpié y la cociné.
amarras
Partida
dorada
La dorada, buen comienzo de la pierna!!!
Les cuento un poco del barco, tiene 39 p y 3,72 m de manga, es un crucero regata, tiene camarote doble a proa, luego el baño y un placar, mesa en U con sofá enfrente, la cocina a babor y la mesa de navegación a estribor, en popa dos camarotes, cada uno con cama de plaza y media, placar y lavatorio…………todo un lujo!!!!
Sábado 03-09-09 - Llevamos cuatro días de navegación después de tres días de comer pescado hemos tenido que tirar lo que quedaba porque se puso feo y además porque nos cansamos de comer, ya dejamos atrás a Fiyi, ayer hicimos 159 millas en el día en ceñida y con mar revuelto, avanzamos mucho pero no la pasamos del todo bien, hoy esta más tranquilo y seguimos a buen ritmo, solo nos faltan 520 millas.
en navegación
Fiji al través
Fiyi al través
Domingo 04-09-09 - Anoche disfruté la guardia, el cielo con luna llena y algunos cúmulos y el mar con el reflejo de la luna estaba espectacular, el viento de aleta con olas de unos 3 m,  el velero se deslizaba muy bien, a unos 6 nudos en las trepadas y 8 en las bajadas, las que hacia rugiendo.
De aquí en más el viento escaseo y tuvimos que hacer muchas horas a motor, pero con olas mucho más suaves. Las primeras islas del archipiélago las empezamos a ver a más de 50 millas de distancia. En total tardamos 8 días justos para hacer 1.100 millas.
Vanuatu
Vanuatu
Vanuatu nos sorprendió, es una ciudad muy dinámica y más turística, en el supermercado había de todo y con variedad, nada que ver con la austeridad de Tonga, el puerto es muy protegido con amarras y boyas, en la amarra tenemos agua, luz, WiFi y duchas (1800 vatus por día unos 20 U$)
La población aquí es negra, pero hay bastante inmigración oriental, como estas islas han pasado del dominio francés al ingles y viceversa en varias oportunidades se habla los dos idiomas, pero depende con quien, los mayores prefieren el francés y los jóvenes el ingles, la mayoría no habla las dos lenguas.
El centro comercial es importante y muy orientado al turismo, ayer justo antes que nosotros llego un crucero así que sus pasajeros invadieron la ciudad.

traves
Después de los tsunamis y terremotos, pudimos terminar nuestros trámites de ingreso, el tiempo no está muy lindo, así que no hicimos muchos paseos, tan solo por la ciudad comprando provisiones y buscando algunos repuestos y cosas para el barco.

Vanuatu en la proa
proa
Vanuatu a la proa
Sábado 10-10-09 - Por la noche nos comimos unos churrascos y nos tomamos un buen vinito francés a falta de argentino y después como mañana es el cumple de Gaspar, bajamos a la confitería de la marina para ver un poco de gente, escuchar música que hay un conjunto muy bueno que toca todas las noches y a seguir brindando.
Por la mañana del domingo fui a misa, aquí solo vi un templo el de la catedral católica, no encontré como en las otras islas templos de todas las religiones. Coincidió que hoy hacían la 1º comunión como 100 entre chicos y chicas, el templo si bien era grande estaba completo y había mucha gente afuera. Arquitectónicamente me gusto sencillo de planta hexagonal pero con la cubierta a dos aguas con cierto revire que lo hacían parecer a un paraboloide, internamente muy pocas imágenes y adornos.

poblado

Aquí las mujeres usan vestidos muy holgados y coloridos, generalmente estampados o a rayas, con muchos volados y los hombres más sobrios. Aquí la gente en general no cantaba solo lo hacia el coro y por cierto muy bien, la acústica era aceptable. La mayor parte de la misa fue en francés, pero el sermón fue un cocoliche de francés, ingles y no sé qué más, los cantos también en esos idiomas y alguno en latín, siempre proyectaban la letra de las canciones sobre una pared, pero las que supuestamente eran en ingles parecían escritas en fonética, no como se escribirían realmente.
Les cuento que el largo de mi pelo ya llego al extremo, así que desde ayer recurrí al uso de colitas para controlarlo, necesito urgentemente un peluquero.

Daniel Hernandez
Daniel estudiando
El velero después de estos días de mantenimiento esta nuevamente en condiciones, mañana solo nos queda cargar combustible, comprar verduras y frutas y hacer los trámites de la partida.
Aun nuestro destino es incierto, ahora vamos a Port Moresby en Papúa Guinea, a unas 1.300 millas que esperamos hacer en 10 días, donde solo pararemos un día en la marina del club, para reaprovisionarnos, fuera de allí nos dicen que no es muy seguro, luego partiremos cruzando el estrecho de Torres con rumbo a Tailandia con escala en Singapur, un conocido que vive en Bali nos informó que no era aconsejable dejar el velero allí dos meses solo, pero aun no sabemos. Si hacemos esa ruta son 2.800 millas hasta Singapur y otras 500 millas hasta Tailandia.
Pronto les seguiré contando, desde donde...veremos!!!.
Un abrazo
Daniel

 

 
Advertisement

Convenios de Reciprocidad STW

STW

Imagenes

teo.39.jpg
Copyright 2020 .