Plaza "Expedición Atlantis" en Tenerife Imprimir E-Mail
El Puerto de Tenerife acoge desde hoy una escultura conmemorativa del 25 Aniversario de la 'Expedición Atlantis' que partió el 22 de mayo del´84 del puerto capitalino con una tripulación formada por cinco argentinos que salieron a bordo de una balsa de troncos, sin motor, ni timón con la que consiguieron llegar 52 días después al puerto venezolano de la Guayra.
Santa Cruz de Tenerife - 29 enero 2010 - (Copyright Europa Press)
Alfredo Barragán dirigiendose al público de Tenerife
Alfredo Barragán inaugurando la escultura
Al acto de inauguración asistieron altas autoridades de Santa Cruz de Tenerife. En palabras de Alfredo Barragán: el proyecto 'Atlantis' fue, más que nada, un acto de fe, un desafío al descreimiento general, una lucha contra el preconcepto de imposible". Para el que fuera capitán de la expedición, "el 'Atlantis' fue un proyecto de un número infinito de personas de múltiples nacionalidades, que no contó con patrocinador comercial alguno" y declaró que "dicha expedición es de todos".

copyright  xornalgalicia

copyright  xornalgalicia

Jorge Iriberri, relató, a propósito de este homenaje en el foro argentino de Navegando por el Mundo - NpeM el 02.02.2010
"..alistamos la balsa en tierra, en el muelle de lo que sería la ampliación del puerto, inmediatamente al sur del puerto que estaba funcionando entonces, exactamente enfrente al centro cívico de Santa Cruz, tanto que la caminata desde el muelle al hotel Taburiente donde nos alojábamos creo que no llevaba mas de 10/15 minutos.
Y salimos de allí mismo, remolcados por el barco aguatero (que era el mas lento disponible, y sobre todo NOS SALÍA GRATIS!!!), que nos sacó afuera del puerto hasta ponernos cerca del centro del canal entre Tenerife y Gran Canaria, en cerca de 2 horas de remolque muy pero muy lento, por miedo a que la balsa se desarmara... no teníamos bitas, y los palos van apoyados en unos tinteros de madera dura sobre la parte superior de los troncos, no son pasantes por la cubierta por una fogonadura, como para decir ese punto es mas fuerte.
Las pintorescas playas de toda la isla, hasta las de barlovento, las visitamos durante los 40 días del alistamiento, gracias a unas cuantas amigas dispuestas a hacernos conocer su hermosa isla, aunque casi siempre fuimos de noche, pues de día estabamos a full terminando la balsa, imaginense que yo terminé de atar los palos del mástil tres días antes de la partida, con la balsa aún en tierra sin que nunca hubiera tocado el agua.
Los ceñía sentado en el piso, con los pies apoyados en los mangles, tirando con todas mis fuerzas con ambos brazos y la cuerda pasada por la espalda, mientras estiraba las piernas. Eso me valió, unos meses después, una molesta hernia de disco que erradiqué quirurgcamente para poder subir el Aconcagua.
Al día siguiente, o sea dos días antes de la partida pusimos la balsa en el agua, le quitamos la cama de hierro con la que la movíamos, y ese mismo día le pusimos el mástil... y FLOTABA BIEN!!!! El 21 de marzo, todo el día, y toda al noche, los empleamos en cargar la balsa con todo lo que teníamos estibado en un contenedor, y el 22 a las 11 de la mañana partimos, con nuestros pasaportes visados por el Cónsul de Venezuela, donde él de su puño y letra escribío "Forma parte de la expedición científico deportiva Atlantis, con destino al puerto de La Guayra"...

52 días después, sin motor, ni timón, estábamos allí...en la boca de La Guayra, y nos entraba a remolque la lancha del Práctico, mientras todos los barcos del puerto, entre los que había muchos de guerra, y muchos grandes cruceros de turismo de muchos pisos de alto, nos saludaban haciendo sonar interminablemente sus sirenas...no se pueden imaginar como se sentían en el corazón esos saludos de la gente de mar que retumbaban y se multiplicaban en las montañas cercanas ... fue una de las grandes emociones de mi vida, que guardo entrañablemente en el recuerdo, tal vez superando un poquito a otra sirena que nunca olvidaré, la de Saxon Star, barco alemán que nos cruzó en rumbo encontrado a las 48 hs de haber partido con mar bastante picado, no entendían lo que veían, nos ofrecíó ayuda por VHF, y cuando le dijimos que íbamos rumbo a América nos contestó "EN ESO???"... mientras se alejaban por nuestra popa, ellos rumbo a Canarias en pocas horas, hicieron sonar repetidamente sus sirenas, como queriendo transmitirnos ánimo y fuerzas, o tal desearnos suerte, por lo que nos esperaba por delante...
Fué el último barco que vimos...hasta 45 días después, estando ya dentro del caribe, al sur de las islas Testigo, donde nos avistó un atunero de bandera vasca, el Maratún, que nos confirmó la posición, ya que nosotros solo teníamos sextante y llevábamos como 5 días de cielo siempre cubierto. ...habíamos entramos al Caribe entre Tobago y Grenada, sin ver a ninguna de las dos ....
15 años mas tarde, en el 99, justamente cruzando en kayak esos 140 km.de Tobago a Grenada, con Alfredo y Horacio remamos 40 horas seguidas ... pero esa es otra historia.....
Hace mucho que no escribía sobre esto, fue lindo recordarlo para uds...."
Un abrazo
el vasco
PARA VER LOS FESTEJOS DE LOS 25 AÑOS EN DOLORES CLICK AQUÍ
PARA VER OTRAS INFORMACIONES SOBRE TENERIFE
Xornal de Galicia
Gente en Tenerife
Europa Press

Asoc. Canario-Argentino
Crítica Digital
 
< Anterior   Siguiente >
Advertisement

Convenios de Reciprocidad STW

STW

Imagenes

cubillos.5.jpg
Copyright 2020 .