Como salvé mi barco del ciclón Imprimir E-Mail
Ricardo J. Alterio - Socio Adherente 108 - STW 6580
Mi historia náutica comienza en la Argentina desde la más temprana edad, desde los barquitos de papel a las reproducciones, que bien o mal, un día tocaban el agua dándome sueños de aventura. Así es que construí un velero de 9,50 m y mis sueños se hicieron realidad, navegué en él por Italia, España, Córcega, Cerdeña, etc, navegaciones que me dieron alas para ir más lejos, entonces,  imaginé un barco mas grande……
El Anthinea II en el cruce del Atlántico
El Anthinea II en el cruce del Atlántico
Es cuando apareció el Anthinea II, barco que ya tenia 13 años, estructuralmente impecable pero había que mejorarlo mucho, lo compré en la Costa Azul, lo puse sobre un camión y me lo traje a Paris, al borde del río Sena, aquí, en aquellos tiempos teníamos una Asociación de constructores aficionados.

mi velero en Honfleur

El Anthinea II en el Sena
Un año y medio después de trabajo, terminado al 90%, volvió a subirse a un camión que lo llevo a Marsella, un buen punto en el Mediterráneo para poder cruzar hasta la isla de Córcega,  donde yendo y viniendo lo terminé a mi gusto.
Luego de la prueba a Las Baleares, casi un año después,  puse proa al Caribe donde pasé 10 años, entre periodos de 4 a 5 meses de navegación, fue aquí que en el primer año que dejé el barco en la Isla de Antigua, pasó el ciclón Louis, en septiembre de1995, desbastando esta y la Isla de San Martin.
Yo lo había dejado en un pozo, preparado para lo peor, pozo al que yo mismo profundicé un poco más con pico y pala, por las dudas tomé el máximo de precauciones y solo deje el mástil.
preparado

Barcos preparados para la temporada de ciclones  
Una semana después que me enteré del paso del ciclón volví con la angustia en mis manos y solo mis ojos para llorar.
Desde el avión pude ver un paisaje desolador, prácticamente nada quedo en pie, al llegar al terreno que guardaba los barcos comprobé que solo los que estaban en los pozos se salvaron, los otros . . . vean las fotos,  ellas hablan mejor que yo…. esta vez funcionó!!!

Estado en que quedaron los barcos con y sin preparación
Después de esos 10 años en el Caribe, volví a Francia  navegando en solitario, aquí me quedé 2 años, en septiembre del 2007 partí acompañado hasta Canarias, luego continué en solitario hasta Brasil, donde me quede navegando sus costas.
Azores
Mi pintura en las Azores

Bracuhy

Bracuhy

Entrando a Río Grande

Entrando a Rio Grande do Sul
En este momento el Anthinea II está en Piriápolis hasta finales de octubre, luego, seguramente iré un poco a la Argentina para volver a partir nuevamente hacia Brasil y después iré en busca de otro horizonte, otra travesía, otro mundo….otra gente!!!
Ricardo J. Alterio – Francia, agosto 2010.
 
Advertisement

Convenios de Reciprocidad STW

STW

Imagenes

alma.mia.18.jpg
Copyright 2020 .