Relatos de navegantes

Enrique Celesia – velero Vito – Viaje alrededor de Sudamérica – cabo de Hornos

Enrique Celesia

Antes de este viaje alrededor de Sudamérica, Enrique había tenido otras navegaciones, un cruce del Atlántico como tripulante y hacia el sur, Mar del Plata – Ushuaia – Mar del Plata, ya con el Vito.

El primer viaje (rojo), Enrique lo hace como tripulante en el velero La Licorne del capitán Gustavo Arnaudo, partiendo de Mar del Plata hacia Mahón – Menorca.
El segundo viaje (amarillo), Mar del Plata – Ushuaia ida y vuelta con Buby, su perro nauta.
Tercer viaje(azul), Desde Mar del Plata, la vuelta a Sudamérica en solitario.
Cuarto viaje (rosa), será el próximo…

Enrique Celesia y el velero Vito en puerto Madero

El equipamiento realizado en el velero Vito fue, una chubasquera rígida de fibra de vidrio y policarbonato, agregó un botalón para aparejarlo a cutter con burdas fijas, dos enrolladores en proa, jarcias de 6 mm de acero, dos stays popeles, escalones en el palo, un sistema de gobierno interno, le cambió la pala de timón, ahora afirmada con un skegh, saco una cucheta y puso una mesa de cartas, anuló el baño y lo transformó en deposito de bidones de agua, un GPS Garmin 50, una sonda ecoica digital, un compás magnético y un VHF marino, dos barómetros, además tapó con fibra de vidrio y resina siete agujeros del casco, los viejos imbornales y las esclusas del baño y anexó un balde sanitario….todo eso más su osadía a toda prueba y navegando en solitario.

Enrique partió el 28 de julio de 1.995 desde el Club Náutico Mar del Plata acompañado por el velero Cartagena y el Floppy hacia el norte, realizó este notable viaje circunnavegando América del sur con un pequeño velero, el Vito, un Bries con un equipamiento mínimo.

En quince días llegó a Ensenada dos Ganchos cubriendo sus primeras mil millas y recibido varios sopapos, los de siempre en esa zona.

Y así fue escalando la costa brasileña, Ilha do Mel, Santos, Paraty, Angra dos Reis, Río de Janeiro, Buzios, Vitoria, Seguro, Salvador,
Maceio, Recife, Cabedelo, Jericocoara, San Luis de Marañon, Tobago, Santa Lucia, Bequia, Carriacou, Granada, Testigos, Margarita,
Aruba, Punto Fijo, Colón y Balboa, Esmeraldas, Islas Galápagos, Isla de Pascua, Valdivia, Chiloe, Puerto Aguirre, Puerto Eden, Puerto Williams, Ushuaia y vira el cabo de Hornos el 6 de abril de 1997
.

El Vito en las proximidades y a sotavento del cabo de Hornos

El Vito dirigiéndose al cabo de Hornos para virarlo…

Enrique Celesia vira el cabo de Hornos el 6 de abril de 1997

Enrique visita a Vito Dumas en Ushuaia

Luego le siguieron las navegaciones hacia Le Maire, Bahía Buen Suceso, Quequén y su llegada al puerto de Mar del Plata el 10 de mayo 1.997.

El Vito ingresa al puerto de Mar del Plata

Enrique y el Vito ya dentro del puerto

Enrique Celesia hizo realidad su proyecto, luego de navegar 18.000 millas, cosechó, alegrías, tristezas y una cantidad inmensa de amigos, viviendo además muchas aventuras, circunnavegó la América del Sur en solitario, convirtiéndose en el primer argentino en lograrlo. Felicitaciones Enrique!!! UN OOORZA PARA ENRIQUE!!!

Por sus navegaciones el Club Náutico San Isidro le entregó a Enrique Celesia la medalla del Atlántico y Rio de la Plata

Todas las anécdotas, las experiencias de sus viajes y su especial forma de vida están plasmadas en su libro «Orza Vito – Navegando en solitario en un pequeño velero». Comenta su editor. » Este libro no contiene solo relatos de viajes, es algo más, es la forma de Celesia de expresar un modo de vida que privilegia el descubrimiento y la superación de las barreras que la sociedad impone.»

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
error: