Relatos de navegantes

Iº ENCUENTRO NAUTICO DE LA BAHIA – 2009

Por Martín Pachiani

El viernes 25 de setiembre desde temprano había movimiento en Tapera de López con los preparativos para el Encuentro. El Tormento había llegado por agua pero hacia dos semanas que estaba en un trailer prestado, así que con la ayuda del tractor fue al agua nuevamente mientras Gastón  limpiaba el fondo del Secreto  que yacía escorado en la playa con una driza tirando de lo alto del palo. Desde capital llegaba por trailer el Cristóbal, rápidamente le colocamos el palo y aprovechando la marea fue al agua. Le seguía el Milagros procedente de Atalaya al que también arbolamos y botamos mediante la rampa……..
Tapera de López
El Tormento en Tapera de López
El Red  llegó a última hora por una avería en una rueda del trailer y fue al agua sin arboladura ya que Javier no llego a tiempo para terminarla, de todas maneras decidió participar porque según dijo………..no se la quería perder!!!!
El sábado 26 fue al agua el velero Marlín II quedando así establecida en 6 barcos la pequeña flota en la que nos disponíamos a recorrer la costa sur de la Bahía de Samborombón.
navegando
Mientras el arroyo San Clemente en bajante perdía lentamente profundidad zarpamos aguas abajo con todo el paño y media orza calada. El Cabo San Antonio hace de abrigo a estas aguas y el Faro del mismo nombre es la referencia para el marino rodeado por un frondoso monte de árboles visibles desde la distancia. Allí mismo funcionan las Termas Marinas y un elevador instalado en el faro permite a los turistas contemplar desde lo alto los arroyos y meandros de este humedal que nos proponemos recorrer con estos pequeños barcos de orza, los mas aptos para la zona.
velero
La débil  brisa del NE nos obliga a bordejear  siguiendo la costa hacia Punta Rasa, a medida que nos acercamos levantan vuelo bandadas de gaviotas y un grupo de espátulas rosadas que se alimentaban en el lodo que descubre la bajante. El viento afloja y se me ocurre que es una buena oportunidad para embicar los barcos en la punta y hacer un desembarco.
En realidad lo que hasta no hace mucho era Punta Rasa hoy es una isla ya que se formó un canal que aisló la punta y hasta es posible rodearla navegando con un poco de marea. Cuando sopla la brisa, este sitio se llena de kitesurfistas ya que la topografía es absolutamente compatible con lo que buscan estos deportistas.
velero
También es inmejorable para las enormes bandadas de chorlitos playeros y otras aves migratorias que eligen como escala los pantanos del Tuyu para alimentarse. Es por ello que la Fundación Vida Silvestre mantiene la mirada atenta para la conservación de este ecosistema. 
Dejamos los barcos en la playa y con los pantalones arremangados caminamos en torno a la isla tomando fotos y recolectando caracoles. Tras comprobar el cambio de marea abordamos nuestras embarcaciones y con viento franco nos dirigimos al arroyo Tijeras, próximos a la desembocadura nos fuimos agrupando y en fila india atravesamos la barra con precaución respetando los waypoints obtenidos en mis relevamientos.
Adentro se hace profundo y contemplamos los pastizales en busca de aves y animales silvestres. En esta zona es posible ver al Venado de las Pampas, un pequeño siervo que forma parte de las especies protegidas en la reserva Campos del Tuyu. Las características del terreno y la marea baja hacen muy difícil el desembarco en medio del lodazal  así que anclamos el Tormento y el resto de la flota se fue abarloando para formar una isla con los 6 barcos. Disfrutamos de un almuerzo al sol y mientras las aguas llenaban la Bahía la flota se alistaba para zarpar nuevamente.
encuentro
Con un poco mas de viento navegamos próximos a la costa en un metro y medio de profundidad buscando la única referencia que hay en el agua para recalar en la Ría de Ajo, se trata de un poste donde hace mucho tiempo existió una baliza luminosa alimentada a gas acetileno. Esta vez no fue necesario respetar los waypoints ya que la marea nos permitió pasar por cualquier lado para tomar la embocadura de la caudalosa ría, una vez adentro las profundidades rondan los 5 metros y la navegación con viento de través es una verdadera delicia.
Nos tomo una hora navegar las 5 millas que hay hasta el puerto y luego del ultimo recodo apareció a la vista la flota de pesca, apostada sobre el antiguo malecón del que fuera uno de lo principales puertos del país en la época de los saladeros, antes de la invención de los frigoríficos.
gomón 
El semirrígido de la Prefectura nos escolto el ultimo tramo y conforme íbamos arribando nos dieron una mano con los cabos de amarre. Algunos fueron en procura de una refrescante ducha y otros prefirieron salir a caminar por el antiguo pueblo de General Lavalle.
llegada
llegada
Martín Pachiani
A la noche nos fuimos juntando en el quincho de la Prefectura donde veíamos dorarse dos costillares al asador y una abundante choriceada. La cena de camaradería contó con la presencia del Prefecto de zona, Alejandro Gómez, el intendente Guillermo Marchi no pudo asistir pero envió a su hermano en representación de la Municipalidad de Gral. Lavalle,  además estuvo presente la Secretaria de Turismo de la comuna. Armando Dormeta, secretario del Club de Pesca y Náutica de San Clemente, entregó un recordatorio al Prefecto y el Presidente  del Yacht Club Atalaya me entregó un gallardete.
cena
Premios
Con el cansancio de la jornada fuimos a dormir luego de un último brindis con la incertidumbre de cómo nos recibiría el día siguiente.Tal como estaba pronosticado el domingo 27 amaneció lloviendo y con viento fresco del sur. Luego de estudiar las alternativas decidimos emprender el regreso en conserva con poquito paño navegando cerca de la costa en aguas protegidas. La Prefectura dispuso el semirrígido para escoltarnos hasta Tapera de López  para mayor seguridad.
Con llovizna intermitente navegamos la ría viento en popa con vela de proa solamente, el Secreto llevaba la delantera, después el Cristóbal, Marlín II, Milagros y graciosamente el Red navegaba sin motor ni arboladura utilizando la tapa de escotilla a modo de vela. Saliendo de la ría el rumbo directo al faro nos daba navegando al través, lo hicimos próximos a la costa buscando menos marejada aunque recibíamos esporádicos rociones.
Con el helado viento sur y los trajes de agua mojados el frío se hacia sentir, de todas maneras el espíritu estaba elevado y nos manteníamos en contacto visual y por VHF. En las últimas millas el viento arrecio un poco más haciendo más difícil remontar el arroyo San Clemente que con la marea en contra del viento estaba bastante arbolado lo que dificultó un poco la toma de amarra.
Con los barcos asegurados nos juntamos en el restaurante a tomar un reconfortante chocolate caliente con medialunas que dispuso el Club como agasajo de despedida para los participantes, además los tripulantes se llevaron una medalla y cada barco un diploma recordatorio.
velero
Finalizado este primer Encuentro Náutico y habiendo cumplido en parte con el objetivo de seguir trabajando para difundir la náutica, nuestros puertos y fondeaderos, tenemos el compromiso de devolverles la camaradería a los navegantes locales con un crucero en nuestro estuario.
Por ultimo quiero agradecer a la Municipalidad de General Lavalle, a la Prefectura de General Lavalle, al Club de Pesca y Náutica de San Clemente al CVSI , a la Asociación de Navegantes ADAN y fundamentalmente a los navegantes que participaron.
Veleros Participantes
Marlín II, Armando Dormeta. CPNFSC
Secreto, Guillermo Pérez Boria CPNFSC
Cristóbal, Julio Guty CNA
Milagros, Daniel Branca YCAt.
Red, Javier Rojo CNA
Tormento, Martín Pachiani CNA
Martín Pachiani

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
error: