Relatos de navegantes

Relatos de una mamá……de navegantes!!!

Raquel Deluca – Asociada 63

Hijos… después de leer los cuadernos de bitácora de uds.…no puedo menos que contarles lo mío. Es raro que una mamá escriba a sus hijos lo que piensa… lo que siente…En líneas generales damos líneas de conducta según decimos,  basadas en la “experiencia”. Y como cada SER HUMANO tiene su propia experiencia y hace la suya como mejor le sale. Copiando alguna vez algún molde o compartiendo algún pensamiento pero…no nos engañemos……¡Son  los propios!

Los hijos nos pueden imitar pero los pensamientos les son propios.

La escritura fue para mí desde los 10 u 11 años el modo de comunicarme con mis ideas y con mis ideales. Es mágico ver como se llenan las hojas de cuadernos o paginas sueltas con tus pensamientos y sentires.

Mi ingreso al “RIO” fue a los 9 años, con un papá y una mamá que no sabían ni nadar, pero siguieron a su “díscolo” segundo hijo, Roberto, que con su alma de aventurero y sus 15 años conoció lo que era el Yacht Club La Plata y como todos sabemos, en el río somos todos “el flaco”, “el negro”, “el gordo”…es como que nadie tiene nombre ni profesión… mi mamá aterrada le dijo a mi papá, “…. por favor vamos a ver donde se metió este…” y les gustó y pensaron que el modo de tener a cuatro hermanos juntos era comprarnos un barco …y ahí fuimos tras el Don Fermín G5, con sus velas de algodón egipcio… sus escotas de cáñamo…mamita como dolían esas cosas… pero bueno ahí aprendimos que navegar era una gran responsabilidad y todos los hermanos Deluca seguimos en esto……

A los 17 comencé a ir al neuro-psiquíatrico de Melchor Romero como voluntaria, aprecie que la salud mental es lo más grande que tenemos. Es tan finito el hilo entre salud y enfermedad, que ha partir de ahí supe que debía agradecer cada día en que me despertaba y podía hacer cosas, cosas que me gustaran, cosas que hacia y haría con real interés, sin más presión de la gratificación de la tarea cumplida. Y… así fue que estudie terapia ocupacional, ……el hombre sano está en actividad.

El «negro» Meroni – Raquel Deluca…los frutos no caen lejos del árbol..

Juré que haría todo lo posible para que mis hijos, si los tenía, fuesen Felices!

Cuando conocí a papá, me enamoró su pulcritud, su amor por el río y sus pensamientos…sobre como debían ser sus hijos, cuando uno se proyecta en un hijo lo mas lindo de uno sale para perfilarlos…no hubiera podido convivir con un tipo que no amara éstas cosas, creo que le faltó un poco más de aventurero pero…fue el freno que seguramente yo  necesitaba para anclar en algún lugar, aunque siempre sigo pensando donde ir, donde vivir,  porque la “tierra”, tan tierra de la ciudad de La Plata, no me satisface.

El respeto a los hijos es lo más sublime que puede tener un padre, porque llega ese momento en que les crecen las alas, donde como papá y mamá te sentís pleno, con miedo y alegría a la vez…es donde se te estruja el alma al verlos partir y se te caen lagrimones de placer y emoción al ver sus ensayos y errores de vuelo pero es ¡su vuelo!

 Y… están solos con un camino que se abre, con dudas pero con toda la seguridad que tienen porque…los viste crecer y les diste herramientas para ello, a veces menos convencionales que otros.

Manuel «Manu» Meroni

Manu…que decir OJOS DE CONEJO que no saben mentir, que buscas constantemente la perfección y la libertad… que sos un tipo tenaz como pocos, integro, amoroso y cabezón! Que te pones metas y te salen, que fuiste con quien más hable y en quien me sostuve en el amor , mi ROBLE,  igual que mi viejo.

Victoria «Vicky» Meroni

Vicky, que decir de vos que todos no sepamos…LIBRE  como el VIENTO y en lucha constante con lo que debe ser. Tenés una energía increíble y una capacidad que a veces hasta te frena porque los demás no pueden seguirte el tren, digo los demás de los demás, no los de nuestra casa y esos o no pueden o no saben porque no conocen la LIBERTAD, alguno debe haber! Supongo! Mimosa como gata!

Y Pedro…. El silencioso….lleno de ideales que se queda sentado cerca de mí sin emitir palabra hasta que te arranco la primera y después …agarrate mamá! Que vienen los pensares, los sentires, y las críticas. Si hasta vos decís que sos un protestón!.  Un protestón dulce, sensible y a veces hasta mimoso, arisco a los mimos, siempre en movimiento mental, mil cosas al mismo tiempo y…. el silencio de nuevo….

«Lele»

Lele… más estructurada que todos, que planificas cada paso a paso como si uno pudiese modificar los días que vendrán con total exactitud. Con ese espíritu libre del canto al que todavía tenés que permitir dejar salir a pleno!

 A vos te gusto el agua pero de otra manera… navegaste hasta los 20 más o menos pero de otra manera, ni tan  loca ni tan intrépida como los otros. Te gustaba pero lo tuyo siempre fue cantar… que pasión ésta… Cuando tenías 10 u 11 años  no dejabas pasar un concierto de Oriente Monreal… querías que te llevara a todos, hasta que a los 14 te admitió en su coro. El orgullo de los papis cuando nos dijo “ es chiquita pero voces así no se pueden dejar pasar”

¡Creo que no cabía en mi alegría por compartir la tuya! Siempre coro tras coro, octetos, cantoría ars nova, coro de cámara, en todos distinguíamos claramente tu voz de soprano! Siempre de soporte. Que potente!!!

En tu cara se ven todas las notas y una melodía increíble. En cada concierto tu mirada buscándome, buscando mi presencia y después mi admiración.

Con vos… duermo tranquila porque aunque te fuiste lejos por amor a tus hijos estás bien y FELIZ! Grande Le!

De Manu, Pedro y Vicky

Ahora les voy a contar a esos dos “andariegos” que andan de singladura en singladura lo que me pasa a mí como mamá con todo esto de la navegación….

Manu: cuando tenías tres añitos y tu papá te llevo solo al primer crucero sin mí, sentí que la libertad que quería darles y el amor al agua comenzaba a  suceder… que chiquito!  Esos permisos para salir del país SOLOS O ACOMPAÑADOS fueron el mayor pasaporte a cumplir con ese perfil de persona que soñé para mis hijos… Los comentarios de papá y tu carita de alegría con ojos chispeantes me dijeron…esto es lo que le gusta, esto es lo que quiere y…ahí vas, siempre de proa!

A los 16 vino el PETISO a pedirme permiso para que trajeras el Bravo desde Mar del Plata! Y a ese le estoy agradecida porque a pesar del susto que como mamá tenía, empezabas una aventura grande. Es hermoso ver el crecimiento de las alas de los hijos…por lo menos para mí y el saber que van para adelante en sus sueños me produce placer.

Manuel «Manu» Meroni

Todos sabemos que nuestra ”economía” fue siempre escasa y … cuando te fuiste con tus 18 años  por primera vez en el SWAN LAKE, desde Punta del Este a Río, con monedas en el bolsillo, pero con la alforja llena de sueños, ilusiones, dudas y llantos, esos ojos de conejo volvieron a aparecer. ¡Cuántas cosas viste y viviste! Todavía no lo puedo creer porque aunque parezca como una cosa…natural…las cosas que pensaste, contaste, escribiste en cartitas y ocultaste…solo el que las vive, comprende su dimensión.

Vos y Vicky sacaron esto de escribir, de poder comunicarse en prosa o en verso, primero para sí mismos y después para nosotros…Pedro… también empezó…Me parece maravilloso poder contarse a uno mismo sus cosas, tener en la memoria frases que se han dicho y que quedan a fuego en el corazón. Que en medio de la nada, solos, haciendo guardias, puedan brotar en la mente para hacerlas propias y sirvan para SEGUIR!

Cuando largaste todo y te fuiste a Europa… que decir….¡se me estrujo el corazón! Todas dudas….que sería de vos…cuanto pesar al escuchar tu voz de incertidumbre y sacar palabras de aliento no se de donde para que no claudicaras…La derrota hubiese sido demoledora para vos, más sabía que si seguías, ibas a poder, estaba segura porque esa estrella que tenes NO TE ABANDONA!….. Y…cuando llegaste a Francia pensé,  ya esta! Ya lo logró.

Para esta época Pedro no paraba de irse solo…Igual que los otros tu primer crucero a los 5 o 6 meses. Navegando un pampero de noche…comiendo como siempre…y tu modo de quejarte por no estar afuera, mientras Vicky con sus 9 años barrenaba olas al timón dando gritos de alegría, era…..vomitar! Querías el viento en tu carita. Navegaste por todos lados desde chiquitito igual que tus hermanos, a vos te acompañé menos porque como ustedes eran cuatro siempre alguno se quedaba en tierra con mamá…

Fuiste el gran sueño de tu hermano Manuel! te cuidaba, te celaba , te retaba, te daba mamaderas o te cambiaba pañales … al mes y medio te saco de mi pieza y te llevo a la suya. Las veces que me levanté y estabas en sus brazos… que loco! CUANTO AMOR!, se me llenan los ojos de lagrimas de solo recordarlo.

Cuando Lauda me pidió permiso,  que cosa, ese también me pidió permiso a mi igual que Oneto…. para que hicieras la proa de su barco en la regata a Punta no lo podía creer, que gente de Buenos Aires te llamara tan chiquito, 15 años. Y… ahí nos fuimos con Vicky a «estudiar» a ese Señor, a ver si cumplía parcialmente las condiciones como para que fueses con él… las mamás nautas somos muy desconfiadas…y que decir las hermanas!

Le levantamos el pulgar y ahí te fuiste con gente totalmente desconocida, volviste contento y protestando, como siempre. En esta casa sabemos que tuvimos el privilegio de navegar en familia en forma armónica, la gente con la que navegamos siempre era seleccionada y nos hacíamos amigos… la barra es muy importante. Las tripulaciones deben ser lo mas estables posibles.

Randy! Ese si que te apadrino! Te mando a Ilhabela con Fabio…que se enamoró de vos.. de tus charlas, de tu compromiso y seriedad…17 años…Ni hablar de Saint Martin con 18.

Me apasionan Pedro tus dudas, las dudas propias del que crece y se plantea la madurez para un lado o para el otro, ya las vas a poder afirmar… o para un lado o para el otro. 

Cuando Manu estaba en el Pacífico rumbo a Polinesia, Pedro estaba en el Atlántico viniendo de Saint Martin. Estaba contenta, feliz, sin miedos. El temor que podía tener era el mismo que cuando Manu se subió al Swan…la soledad…el empezar a estar solo con uno mismo…el bancar gente extraña… el si les dolía algo…eso se llama crecer a las patadas!!!!, pero bueno, estaba tranquila, porque sacando el Pacífico sur, el RIOBA nuestro Mar MARRÓN también se pone furioso. Pero cuando lo subiste a Peter al Swan Lake, en Tahití, mamita! Que de dudas! Por un lado la emoción… el orgullo…Manu de capi con 31 años y Peter de marinero con 20!

Nada menos que casi 5000 millas náuticas de todo agua de un tirón. La última marca que escuche fueron 135º/40º y de ahí en más… el SILENCIO…UN SILENCIO ANGUSTIANTE…Toda la familia se empezó a meter en Internet en la carta de los vientos… a calcular por donde estaban…solo suponer, suponer y suponer… con ese miedo interior a lo peor fuimos entrando en silencio…muchos pero muchos días…Si hasta Atila se quedo quieta y sin ladrar! La gente llamaba y preguntaba y la respuesta simulada y esperanzada era: ¡ANDAN POR AHÍ! POR DONDE NO PASA NADA NI NADIE! SI NI SEÑAL SATELITAL DEBEN TENER PORQUE NO LLAMAN!

Ahí pensé como sería mi vida sin ustedes dos….porque a mi me paso otras veces eso de de no tener más a mi lado a alguien y hasta pensé…. que si se ahogaban que fuesen los dos, porque el otro no se lo iba a poder perdonar…y si Dios lo disponía era porque eran sus tiempos y…nada más…

Cuando llamaste Manu,  era día 26 de noviembre, en los 40º o sea en los 40º bramadores y el silencio llego hasta el 11 de diciembre! En que una nueva comunicación dijo… creo recordar que estaban a 400 millas del cabo de Hornos y pensé AHORA SE LES VIENE LA ROSCA!!!!! Ya se que casi están pero en la peor zona…  ADELANTE MIS MARINOS QUE NO DEJO DE MANDAR BUENA ONDA PORQUE SE QUE ESTAN JUNTOS! QUE ESO LOS FORTIFICA A LOS DOS! CUANTO AMOR POR FAVOR!!!

Mientras Lele preguntaba todos los días, llorando del susto pero con palabras de aliento. Vicky, ancha y orgulloso y porque no envidiosa pero asumiendo que ella no haría eso!!! LA NAUTA LOCA DESDE CHIQUITA….

COMO TE GUSTA A VOS NAVEGAR!!!

Me acuerdo tus gritos de alegría barrenado olas a los 9 años mientras timoneabas un pampero! A vos el que más te banco de chiquita fue Brodñack, le encantaba subirte a su barco y darte el timón, incluso a los 12 o 13 fuiste a traer un barco con él y otro desde Punta del Este…tu primer delivery largo.

De vos… de lo que sentías…de lo que pensabas nunca tuve dudas. Eras y sos tan transparente! te luce todo!  la duda, la euforia, la ira y los líos de los demás! eras como un corcho, te chupabas todo de todos , pero para todos siempre tuviste una palabra, ya sea de reto, de compasión o de apoyo. Cuanto te costo desde casa, mejor dicho desde tu papi, el navegar sola!!!!!!!!!!!!!

Cuando muy chiquita 15 / 16 años eras ya instructora de náutica ¡que loco! no podías despachar y le enseñabas a todos “los viejitos”. Con Garo….cuantos cruceros…los dos solitos…¡que bueno no! siempre te tuve confianza en esto, sos una gran timonel y genial en la proa , porque  vos también igual que Manu y Pedro tienen escamas. Cuando te fuiste a Floria con Recondo parecía una locura, para todos los demás, una mujer sola entre tantos hombres!!!!!!!! como si no te lo pudieses bancar!

Manu, Vicky y Pedro

Me emocionó que tus hermanos te convocaran para cruzar el Atlántico!

Saint Martin – Azores – Gibraltar – Palma y me causo mucha gracia que el Director de la Escuela Naval te dijese que siguieras hasta Grecia…fue un honor para la marina que hicieras ese viaje porque una profe de náutica de los cadetes era nauta en serio. Que decirte Victoria,.. donde no se me salga el orgullo por vos?…. por todos los poros!, cuando navegaban al través de Algeciras y llamaron para el día del padre y hablaste con papá según él “se chorreaba la alegría por el tubo del teléfono”!

Me imaginaba la alegría de Manu  volviendo a Europa con el Swan pero como Capitán y con dos únicos tripulantes, sus hermanos nautas!

Vick ¡ que linda manera de vivir! ¡¡¡que bueno que te permitiste hacerlo!!!! es algo muy lindo, muy raro lo que les pasa a ustedes, andar, navegar,  disfrutar días y noches, con luna o sin ella, con buen tiempo, con tormentas pero juntos!!!!!!!!! que loco! en realidad,  tres locos, tres bohemios y tan…reales.

Y… si hasta ahora estuviste en Bermuda enseñando náutica…a nenes…me avisas desde Panamá que te subiste a un barco, el Shock Waves V, un maxi 80,  para ir a correr una regata a Australia……..esa es tú pasión!,  no puedo más que felicitarte por estar siempre donde querés estar!

 Grande Vicky! te amo! seguí de proaaaaaaaa!!!!!!!

QUE SE YO! ES COMO DICE NERUDA,» APRENDER A VIVIR SIN CULPAS!«

Para ser más fuertes, audaces y felices. Espero que su camino sea sin vuelta atrás. Que no se sientan culpables por algo que no hicieron, por lo que quedó atrás.  Porque si la meta es siempre SEGUIR lo que se opta u optó es y fué lo mejor en cada momento en que lo hicieron.

PROPIOS! LIBRES! SIN CULPAS! POR LO MENOS ES LO QUE QUISE PARA USTEDES Y… ASI SON! CADA UNO EN LO SUYO Y A SU MODO! POR TODO ESTO GRACIAS!!!!!!

MIL BESOS Y TODAS LAS ESTRELLAS….. MAMA.

Raquel Deluca

ADAN – Este relato Raquel Deluca lo escribió en el 2008, hoy, 09/2020, nos envió algunas imágenes de sus hijos y sus nietos!!!

Lele, su pareja y sus hijos

Manuel y su niña

Pedro y sus hijos

Vicky y sus hijos

Raquel Deluca, madre y abuela.

PARA LEER- TAHITÍ A USHUAIA, POR CABO DE HORNOS – CLICK AQUI

PARA LEER – TRIPULANTE DE MIS HIJOS – CLICK AQUÍ

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Que grande Raquel,hermoso relato,hermosa historia de amor y recuerdos de tus hijos ,eso es saber vivir ,educar ,disfrutar y sentir ese amor por tus hijos ,los felicito y te felicito ,los conozco a todos ,a uno más que otros .la vida quiso que te conociera y ahora más !

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
error: